• La cosecha comienza en abril y termina a fines de mayo.
  • Las olivas se recolectan a mano y en el inicio de su madurez, son lavadas con agua pura,  y son molidas el mismo día de haber sido desprendidas del árbol.
  • El aceite es extraído en frió por centrifugación, en sistema continuo Westfalia.
  • Una vez extraído el aceite de oliva, ausente ya el agua y los residuos sólidos, es depositado en cubas de acero inoxidable para la estabilización (decantación), donde permanece entre treinta y sesenta días abajo temperatura controlada.